Press release


en | fr | de | es

CETA

Employment and Social Affairs committee opposes trade deal


The European Parliament’s Employment and Social Affairs Committee has today recommended that the European Parliament decline to give consent to CETA.

Their opinion will now be passed to the lead committee, International Trade, who will vote in January ahead of a final plenary vote on the agreement at the beginning of February.

Commenting after the vote, Greens/EFA Member of the Employment and Social Affairs Committee Jean Lambert said:

“The arguments presented in favour of CETA simply don’t add up. On working conditions, the deal is highly suspect. The Investor Court System would create additional rights for investors, without providing anything meaningful in response for workers, increasing the imbalance in rights and protections. It would also risk widening inequality. There are serious concerns that the deal could contribute towards the growth in income inequality, something that is already a huge problem in the EU. We are all for the creation of quality jobs, but the evidence that this deal would deliver on this is paper-thin.”

“We expect the International Trade committee to take these concerns into account when they make their final recommendations to Parliament.”

Greens/EFA trade spokesperson Yannick Jadot added:

"Today’s decision highlights again the many reasons why we have joined NGOs and civil society in opposing CETA. But it also highlights the problem with the way these decisions are made. Why is such a devastating opinion only being allowed to be heard this late in the day?

“The Parliament will have a final opportunity next year to show it is willing to put the common good first by refusing to give consent to CETA.”

----

The Greens/EFA group proposals for how to improve the procedure can be found here: http://ttip2016.eu/files/content/docs/Full%20documents/161123%20Green-EFA%20Group%20Position%20Trade%20Procedures%20final.pdf

Comercio internacional / CETA

La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo rechaza el CETA


Esta mañana la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales en un informe de opinión ha votado en contra del Tratado Comercial UE-Canadá

Ernest Urtasun, eurodiputado y portavoz de ICV ha declarado;

 "El rechazo de CETA en una Comisión del Parlamento Europeo es una muy buena noticia y una señal que la movilización de los Verdes dentro de la cámara, así como la vital presión ejercida desde fuera por la sociedad civil y de las ONGs están funcionado.  Las promesas del CETA y del TTIP, en términos de empleo y de cohesión social en Europa, son meras ilusiones. Este tratado de libre comercio sólo aumentaría las derivas negativas de globalización y supondría la pérdida de empleos, la reducción de salarios y en última instancia, un aumento de la desigualdad en Europa. El sistema de Tribunales de arbitraje además daría más protección y derechos para los inversores sin dar respuestas a los problemas de los trabajadores, creando un desajuste muy peligroso entre los derechos y las protecciones. Todos estamos a favor de la creación de empleos de calidad, pero no hay duda que no es a través de este tratado que lo conseguiremos. No es casualidad que a los dos lados del Atlántico, la sociedad civil esté en contra del Tratado”

Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO ha añadido: 

"Este voto es una buena noticia y una señal de que nuestro trabajo da sus frutos. Vemos como más y más miembros, especialmente los socialistas, finalmente cuestionan los supuestos beneficios del acuerdo y ven más claro sus peligros. Es por tanto una primera señal positiva, pero tenemos que seguir presionando para lograr el mismo rechazo en otros comités parlamentarios como el de Mujeres, Economía y Asuntos Constitucionales. En la Comisión de Medio Ambiente, nuestro compañero belga de Los Verdes-ALE, Bart Staes, está defendiendo adoptar una opinión crítica al acuerdo. El camino aún es largo para parar el CETA pero seguiremos movilizados, con la ayuda de la sociedad civil y la ciudadanía, en contra de este acuerdo para a replantear la política comercial de la UE".