Press release


Fondos Estructurales y de Inversión Europeos/ Condicionalidad macroeconómica

El grupo Verdes/ALE exige que no se suspenda ningún fondo europeo a España y Portugal


La Comisión de Desarrollo Regional y la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo están celebrando una comparecencia con la comisaria Corina Crețu y el vicepresidente de la Comisión Jyrki Katainen sobre la suspensión de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos al Estado Español y Portugal.  El debate tiene lugar en el marco del diálogo estructurado. El grupo Verdes/ALE critica el doble rasero de las normas y que los fondos estén sujetos a condicionalidad macroeconómica  

 Sobre el posible bloqueo de fondos Ernest URTASUN, eurodiputado de los Verdes/ALE ha afirmado:

“Consideramos un error que se plantee una suspensión, aunque termine siendo temporal, de los fondos.  El mensaje que lanza la UE es muy negativo, los Fondos Estructurales y de Inversión son una importante herramienta de redistribución entre los Estados Miembro, se financian programas sociales que luchan contra la pobreza, la discriminación y la desigualdad. Las CCAA no tienen la culpa de la pésima gestión del gobierno de Rajoy ante la UE en lo que se refiere al presupuesto y los objetivos de déficit. Creemos que se debe retirar cualquier condicionalidad macroeconómica de cualquier Fondo Europeo.

Sería aberrante que la comisión y el consejo, que han sido absolutamente permisivos con Rajoy para que se desviara de los objetivos de déficit pactados por ser año electoral, ahora se lo hagan pagar a administraciones y ciudadanos que no tienen ninguna responsabilidad.

Las normas europeas de control presupuestario y macroeconómico están mal diseñadas, son arbitrarias y castigan a los países más afectados por la crisis económica. Todos los Estados lo han incumplido, pero sólo se han aplicado herramientas coercitivas cuando hay déficit excesivo. Sólo superando la obsesión de la Comisión por la austeridad, podremos acabar con la crisis económica.”

Por su parte, Ernest MARAGALL ha añadido:

"Perdonar la multa al Estado y congelar los fondos estructurales que reciben las CCAA y entes locales es la máxima expresión del pagar "justos por pecadores"; un verdadero sinsentido que invierte castigos e incentivos: para quienes más han sufrido el ajuste, el castigo, y para quien se salta las reglas, el premio.

Por otra parte, poner en marcha el mecanismo sancionador por exceso de déficit, y no hacerlo por el exceso de superávit de otros Estados, como prevé el mecanismo de desequilibrios macroeconómicos, constituye una grave arbitrariedad que deslegitima la UE y que supone insistir en una política errónea: la de aplicar austeridad en los países deficitarios sin compensarla con medidas expansivas en los que reúnen condiciones para liderar un nuevo periodo de crecimiento sostenible,  una política que ha llevado la UE a la actual deflación, alto paro y pobreza creciente."