Press release


en | de | fr | es

Trade agreements

EU-Canada trade agreement must not be applied before full democratic ratification process


EU trade ministers will meet tomorrow (13 May) with the EU-Canada trade agreement (CETA) on the top of their agenda. Commenting ahead of the Trade Council, Green trade spokesperson Yannick Jadot stated:

"There are legitimate concerns that the European Commission and EU governments in favour of CETA are trying to pull a 'fast one' and provisionally apply the agreement before it has been fully ratified. By-passing the democratic ratification process to fast-track the implementation of this highly controversial agreement would be a scandal.

"While EU trade commissioner Malmström has tried to allay fears by claiming there would be no provisional application before the European Parliament has voted on ratification, this is not sufficient. Given the major issues surrounding CETA, it is crucial that national parliaments are also involved in the ratification process and we would urge EU governments to confirm the 'mixed agreement' status to this end. It is clearly essential that any application of the agreement takes place only after the ratification process has been concluded in all parliaments within a specified timeframe.

“Top of the list of public concerns with CETA is the provision for undemocratic investor-state arbitration tribunals for foreign investors, which are inaccessible to citizens and national companies. This will enable corporations to launch unilateral private actions against democratic decisions, which jeopardises core democratic values. CETA would set up a parallel legal system - domestic companies will have to go to ordinary courts whilst foreign investors will go via a separate court. This is unfair and makes no sense given the EU and Canadian judicial systems already function adequately.”

Acuerdos comerciales

Los Verdes exigen que se paralice la aplicación provisional del CETA y la participación de los parlamentos nacionales en la ratificación


Los ministros de Comercio de la UE se reunirán mañana para discutir, entre otros temas, el acuerdo comercial entre la UE y Canadá (CETA). Ante la importancia de esta reunión de la formación del Consejo de asuntos exteriores, el diputado del Grupo Verdes/ALE Ernest Urtasun, ha declarado:

"Los gobiernos de la UE en favor de CETA y la Comisión Europea están intentando aprobarlo de escondidas y por la vía rápida e incluso aplicar provisionalmente el acuerdo antes de que haya sido ratificado totalmente. Sería un escándalo mayúsculo que se saltaran el proceso de ratificación para acelerar la aplicación del acuerdo.

La comisaria de comercio Malstrom ha reiterado que no habría aplicación provisional antes de que el Parlamento Europeo haya votado sobre la ratificación, pero esto no es suficiente garantía. Teniendo en cuenta que el CETA es un acuerdo muy controvertido, es crucial que los parlamentos estatales también están involucrados en el proceso de ratificación. Por eso instamos a los gobiernos de la UE a que confirmen que CETA es un "acuerdo mixto", cosa que disiparía todas las dudas sobre la necesidad de ratificación de los parlamentos. Por eso cualquier decisión sobre la aplicación del acuerdo solo puede llevarse a cabo después del proceso de ratificación.

La mayor preocupación con CETA es la provisión de tribunales de arbitraje entre inversores y Estados. Estos paratribunales antidemocráticos para los inversores extranjeros, dominados por las grandes firmas de abogados que defiendes a las propias empresas, son inaccesibles para los ciudadanos y las empresas nacionales. Esto vulnera flagrantemente el principio de igualdad ante la ley. Esto permitirá a las empresas privadas poner en marcha acciones unilaterales contra decisiones democráticas en favor del interés común, poniendo en peligro los valores democráticos más básicos. Este sistema legal paralelo es injusto y no tiene sentido dado que los sistemas judiciales de la UE y canadienses ya funcionan adecuadamente. Teniendo en cuenta que la mayoría de empresas norteamericanas tienes filiales en Canadá, el impacto sería a la práctica equivalente al del TTIP".