Communiqué de presse


fr | de | en | es

Santé et les droits sexuels et génésiques

Le PE plie face aux mouvements conservateurs : un recul pour les droits des femmes en Europe


En cette journée internationale des droits humains, les droits en matière de sexualité et de reproduction apparaissent après le vote d’aujourd’hui en plénière en régression sur la scène européenne. En adoptant la résolution alternative proposée par les conservateurs à une très courte majorité et en rejetant le rapport d’Edite Estrela sur les droits sexuels et reproductifs, le Parlement européen envoie un signal très négatif pour la promotion de l’égalité femmes/hommes.

Ce rapport invitait pourtant à améliorer l’accès à la contraception, à l’éducation à la sexualité comme à des services d’avortement sûrs et légaux. L’Europe a été longtemps à l’avant-garde en matière d’égalité femmes/hommes, mais ce vote montre que les mouvements obscurantistes, alliés aux conservateurs menacent ces acquis.

A l’issue du vote Nicole Kiil-Nielsen a déclaré : 

« Je tiens à dénoncer la campagne de désinformation qui a été orchestrée par les mouvements ultra-conservateurs. Bien que minoritaires, ils  bénéficient pourtant d’un très large écho dans cet hémicycle. Ils défendent une vision rétrograde, allant à l’encontre des valeurs d’égalité, d’humanisme et de solidarité promues par la Charte des droits fondamentaux de l’UE.

Et d’ajouter : « Nous devons rester vigilants face cette montée en puissance des groupes ultra-conservateurs qui veulent faire régresser les droits des femmes et en particulier leurs droits sexuels et reproductifs. Ce sera très certainement un des enjeux des élections européennes à venir. Les citoyens et citoyennes européen-nes seront appelés à choisir quelle conception des droits des femmes ils souhaitent défendre en Europe. »

Derechos de las mujeres

El Parlamento Europeo cede a la presión del lobby ultraconservador


El pleno del Parlamento Europeo ha mostrado una vez más las mayorías conservadoras que lo conforman al negar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Al rechazar el informe sobre los derechos de salud sexual y reproductiva, el Parlamento Europeo ha cedido a la presión de los políticos ultraconservadores y reaccionarios. Desgraciadamente, los grupos del PPE y ECR, mayoritarios en el pleno, han conseguido aprobar con una ligera mayoría (334 contra 327 votos) una propuesta de resolución que se ha cargado el texto original y ha evitado que el este fuera sometido a votación. Los Verdes esperábamos poder frenar a la derecha más conservadora y garantizar los derechos sexuales y reproductivos de todas las mujeres en los diferentes estados miembros, sin embargo dejaron el informe sin contenido.  

Los derechos de salud sexual y reproductiva están consagrados en varios tratados internacionales (1), que son de suma importancia para la persona y para la sociedad en su conjunto. La cuestión clave del informe que se tenía que votar hoy es el bienestar físico y mental con respecto a todas las áreas de la sexualidad humana y la reproducción. El informe ponía énfasis en la salud y el bienestar de la mujer y las niñas, muestraba su preocupación por el aumento de los embarazos adolescentes en varios Estados miembros de la UE, exigía el acceso a un aborto seguro y pedía una educación sexual adecuada a la edad en la escuela. Raül Romeva, eurodiputado de ICV y Vice Presidente de los Verdes/ALE, declaró:

"Un Parlamento que está comprometido con el bienestar de sus ciudadanía debería haber votado a favor del informe. Los derechos de salud sexual y reproductiva son un elemento vital para la dignidad humana y la UE sólo puede alcanzar los mejores estándares posibles de salud si se promueven y respetan estos derechos. No es el informe, sino esta actitud reaccionaria y ultraconservadora, que pone su ideología antes que la salud y el bienestar de la mujer y las niñas, la que debería haber sido rechazada.

Desde los Verdes  lamentamos haber perdido esta batalla pero no dejaremos de insistir y reivindicar los derechos de las mujeres. Por ello intensificaremos las campañas informativas y defenderemos el derecho a un aborto libre, gratuito y seguro y a una educación sexual y reproductiva donde la religión deje de ejercer esta tutela social inadmisible sobre las mujeres.

Plantaremos cara en Europa y también en España, donde Gallardón ya ha anunciado que pretende avanzar con la reforma de la ley de aborto para penalizar el derecho de las mujeres a decidir libremente sobre su propio cuerpo." 

(1) Incluye, CEDAW, 1994 Conferencia Mundial de Población de las Naciones Unidas de 1994 y la Conferencia de la ONU sobre la mujer de 1995;


Merci de partager