Press release


en | de | fr | es

Credit rating agencies

Downgraded deal on new EU rules approved, as opportunity missed for more ambitious regulation


The European Parliament today endorsed a final legislative agreement on new EU rules on credit rating agencies. The Greens believe the new rules represent another step forward for regulating this influential sector but regretted it was not possible to achieve more ambitious provisions to change the market structure, improve transparency and to prevent conflicts of interest. Commenting after the vote, Green finance spokesperson Sven Giegold said:

“This new legislation on credit ratings agencies is another step forward for regulating this small but influential sector for our economies, which is playing a prominent role in the current sovereign debt crisis. However, the EP's greater ambition for the legislation has sadly been seriously downgraded by Council during the process. We regret that the new rules are not more ambitious in terms of addressing the market power of the 'big three' agencies and potential conflicts of interest.

"While the agreement will improve the transparency of ratings, proposals to move from the current problematic and simplistic letter-based system (AAA) to a figure-based system, giving greater transparency on the situation and the likelihood of default, were seriously weakened. This is a missed chance to truly improve the transparency of ratings, making information on the rated entity and the likelihood of default clearer and reducing the sentiment attached to the 'triple A' rating.

"The rules also fall short of tackling potential conflicts of interest. The Greens wanted to prevent the crossholding of shares in rated entities but the final rules allow crossholdings of up to 10%. The Greens would also have preferred clearer provisions to make financial markets less reliant on ratings agencies.

"Importantly, rating agencies will have to refrain from issuing policy recommendations or prescriptions to sovereign states under the final rules. The  legislation also includes a reference requiring the Commission to assess the possibilities for an independent European rating foundation, which the Greens believe would be crucial for addressing the 'big three' dominance. We hope the Commission will act swiftly. The current situation, where these three agencies have a 95% market share and 40% return on sales, cannot be accepted in a social market economy."

Agencias de calificación y crisis de deuda

El mercado financiero no puede determinar la política económica europea


Parlamento Europeo ha adoptado hoy dos informes relativos a la crisis de deuda soberana en Europa. Por un lado, se modificaron la regulación y la directiva sobre las agencias de calificación crediticias y por otro lado se ha pronunciado nuevamente sobre la necesidad de establecer una hoja de ruta para los eurobonos. Los Verdes creen que las nuevas normas sobre las agencias de calificación son un paso adelante para limitar el poder de este sector influyente, pero lamentan que no haya sido posible cambiar la estructura del mercado y evitar así conflictos de intereses. 

Después del voto, el Vicepresidente del Grupo Verdes/ALE y eurodiputado de ICV, Raül Romeva i Rueda, comentó: 

"Si bien la nueva regulación mejorará la transparencia de las calificaciones; en particular, se complementa el actual sistema de clasificación (por ejemplo, AAA) con un adicional sistema de cifras que exige la inclusión de datos históricos para sustentar la probabilidad de incumplimiento en el pago de la deuda; es lamentable que el Parlamento Europeo no haya sido más ambicioso en su regulación. Los Verdes presentaron propuestas para evitar la tenencia de acciones cruzadas entre las entidades calificadas y las agencias, pero se puso un límite sólo del 10%. Los Verdes también pretendíamos una regulación más clara para limitar la dependencia de las agencias de calificación en los mercados financieros, pero tampoco obtuvimos la mayoría necesaria.

Es importante destacar que las agencias de calificación no podrán ahora emitir recomendaciones sobre políticas públicas de los Estados. Asimismo, la legislación exige calificaciones a tener una visión más amplia del riesgo,incluyendo por ejemplo, el riesgo ambiental. El Parlamento también llama a la Comisión a considerar la posibilidad de crear un agencia de calificación pública europea, este hecho es fundamental para Los Verdes para acabar realmente con el negocio de las agencias de calificación.

Por último, en el informe Goulard sobre la posibilidad de introducir eurobonos, el Parlamento reitera el compromiso sobre la mutualización de la deuda soberana, presionando a la Comisión y al Consejo para que realmente introduzcan elementos que eliminen el círculo vicioso entre deuda soberana y riesgo privado. Frenar la socialización de las pérdidas de los bancos requiere no sólo de la Unión Bancaria, sino de un verdadero instrumento de endeudamiento público europeo. Acabar con la especulación sobre la prima de riesgo y el tipo de interés de la deuda pública de los estados de la zona euro es crucial para salir de la crisis. La creación de empleo, la justicia social y la eliminación de la pobreza no depende de la prima de riesgo o de la calificación de las agencias, las cuales son realizadas sobre axiomas económicos ortodoxos. Si queremos otro tipo de políticas públicas, necesitamos limitar el poder de las agencias, grandes lobbies financieros, en la determinación de la política económica Europea."