Detergents
Detergents © Vladimir Voronin

Pressemitteilung


de | en | fr | es

Hormonverändernde Stoffe: EU-Kommission muss tickende Zeitbombe entschärfen

Zitat von Martin Häusling


Das Europäische Parlament will keine hormonverändernden Stoffe wie Bisphenol A in Lebensmittelverpackungen, Kosmetika und Spielzeug. In ihrer heute angenommenen Resolution fordern die Abgeordneten die Europäische Kommission auf, die Chemikalien zu verbieten und folgen einer Forderung der Grünen/EFA-Fraktion. Die Europäische Kommission kündigte im November 2018 in ihrer Kommunikation „Für einen umfassenden Rahmen der Europäischen Union für endokrine Disruptoren“ eine Minimierung der gesundheitlichen Belastung durch hormonverändernde Stoffe an, ohne einen Aktionsplan vorzulegen. Die Lebensmittelindustrie verwendet die Umwelthormone für Innenbeschichtungen von Konservendosen und Deckeldichtungen sowie für Plastikverpackungen.

Martin Häusling, umweltpolitischer Sprecher der Grünen/EFA-Fraktion, kommentiert:

„Hormonschädliche Chemikalien sind ein massives Gesundheitsrisiko. Die Europäische Kommission muss die tickende Zeitbombe entschärfen, giftige Chemikalien-Cocktails verhindern und hormonverändernde Stoffe in Lebensmittelverpackungen, Spielzeug und Kosmetika verbieten. Maßgeblich für die Europäische Kommission darf nicht der Profit der Chemieindustrie sein, im Mittelpunkt müssen die Verbraucher stehen.“  
 

Hintergrund

Die Chemikalien können den Hormonhaushalt massiv schädigen, Unfruchtbarkeit, Diabetes und hormonell bedingte Krebsarten verursachen und zu Lern- und Verhaltensstörungen bei Kindern führen. Bei hormonverändernden Stoffen ist nicht die Dosis entscheidend, sondern der Zeitpunkt des Kontakts. Besonders gefährdet sind Föten, Babys, Kleinkinder und Teenager

 

El Parlamento Europeo declara la guerra a los disruptores endocrinos

Disruptores endocrinos


A iniciativa del grupo Verdes/ALE, el Parlamento Europeo ha adoptado una resolución que apela a la Comisión europea a remediar urgentemente el fracaso de la legislación europea en materia de disruptores endocrinos. La resolución adoptada hoy subraya que el enfoque de la Comisión Europea adoptada en su comunicación del 7 de noviembre de 2018 no permite cumplir los objetivos de protección de la salud humana ni los del 7º programa de acción medioambiental.

La resolución reclama asimismo la prohibición de los disruptores endocrinos en los cosméticos, juguetes y materiales en contacto con alimentos, para los que todavía no hay una regulación en vigor. Los eurodiputados y eurodiputadas consideran que estos productos químicos deben abordarse en la legislación europea del mismo modo que las sustancias clasificadas como cancerígenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción.

Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO en el grupo Verdes/ALE, comenta:

"Los disruptores endocrinos son un riesgo masivo para la salud pública. La Comisión Europea debe explicar cómo pretende desactivar esta bomba de relojería y evitar los efectos de un cóctel de productos químicos tóxicos. El Parlamento Europeo pide que se prohíban los disruptores endocrinos en cosméticos, juguetes y envases de alimentos.

La Comisión Europea no debe tomar como criterio los beneficios de la industria química en sus decisiones. La salud de las personas debe ser el centro de cualquier interés. Por eso, la Comisión Europea debe actuar ahora para minimizar la exposición a sustancias que pueden afectar al sistema hormonal, como el bisfenol A. Debe prohibir los disruptores endocrinos en cosméticos, juguetes y envases de alimentos antes de junio de 2020, como pide la gran mayoría de los diputados al Parlamento Europeo en la resolución aprobada hoy, que responde al llamamiento del Grupo de los Verdes/ALE. 

 

En noviembre de 2018, la Comisión Europea publicó el comunicado "Hacia un marco global de la Unión Europea para los alteradores endocrinos" y anunció que reduciría al mínimo la exposición de los alteradores endocrinos, pero sin presentar un plan concreto de acción. En la industria alimentaria, los disruptores endocrinos se utilizan para recubrimientos internos de latas y tapas de empaques, así como para embalajes de plástico.

Los productos químicos pueden dañar masivamente el equilibrio hormonal, causar infertilidad, diabetes y cánceres relacionados con las hormonas y provocar trastornos del aprendizaje y el comportamiento en los niños. En el caso de las sustancias que alteran las hormonas, lo decisivo no es la dosis, sino el tiempo de contacto. Los fetos, los bebés, los niños pequeños y los adolescentes corren un riesgo mayor."

 

Enlace : EP Study " Endocrine Disruptors:  from Scientific Evidence to Human Health Protection Policy" http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/STUD/2019/608866/IPOL_STU(2019)608866_EN.pdf