European flag 530x390
© Alexander Briel

Communiqué de presse


fr | en | de | es

La vieille école de l'Europe intergouvernementale enterre les listes transnationales


Le Parlement européen a voté aujourd’hui deux rapports qui auront un impact direct sur les prochaines élections européennes.

Le premier sur la composition du Parlement adopté le 23 janvier en Commission des affaires constitutionnelles prévoyait de redistribuer les 73 sièges britanniques entre les États sous-représentés (27), les futurs pays rejoignant l’UE (19) et les listes transnationales (27 contre 50 proposés par les Verts-ALE). Pour le groupe Verts-ALE, les listes transnationales étaient une ligne rouge. Le second rapport réaffirme pour sa part la procédure des Spitzenkandidaten aux élections européennes.

Déclaration de Philippe LAMBERTS, Président du groupe Verts-ALE:

« En enterrant les listes transnationales, le Parlement européen rate une occasion historique unique. Jamais jusqu’ici ces listes n’avaient bénéficié d’une telle popularité au sein du Conseil. Aujourd'hui, c'est l'horizon de la démocratie européenne qui se referme, la laissant confinée au territoire de la Nation. Aujourd'hui, c'est nouvelle perspective politique à la mesure de l'Union européenne qui est confisquée aux citoyennes et citoyens de l'UE.

Pour Pascal DURAND, Vice-président du groupe Verts-ALE:

" Le PPE, premier groupe du Parlement porte une lourde responsabilité dans cet échec. Leur logiciel intergouvernemental d’un autre âge et les calculs mesquins ont prévalu sur l’approfondissement de la démocratie européenne et l’extension du champ de notre conscience commune.

Certes, nous avons remporté la bataille des Spitzenkandidaten mais en rejetant le mécanisme qui permettait de leur donner une légitimité politique incontestable, la droite a démontré les limites de son engagement en faveur de la démocratie européenne.»

El Parlamento Europeo deja pasar la oportunidad de profundizar la democracia europea

Listas transnacionales


El Parlamento Europeo ha votado hoy dos informes que tendrán un impacto directo en las próximas elecciones europeas. El primero, sobre la composición del Parlamento Europeo y adoptado el pasado 23 de enero en la comisión de asuntos constitucionales, proponía redistribuir los 73 escaños británicos entre los Estados infra-representados (27), los futuros países miembros de la UE (19) y las listas transnacionales (27, frente a los 50 propuestos por el grupo Verdes/ALE). Para el grupo Verdes/ALE, las listas transnacionales eran una línea roja, pero no han sido aprobadas. El segundo informe, por su parte, reafirma el procedimiento por el cual cada grupo político a nivel europeo nombra un/a candidato/a principal que aspire a presidir la Comisión Europea, conocido/a informalmente como Spitzenkandidaten.

El vicepresidente del grupo Verdes/ALE, Josep-Maria Terricabras, valora:

"Tener la oportunidad de votar una lista con candidatos de diferentes Estados miembros hubiera ayudado a crear en el imaginario de la ciudadanía un sentido de interés general europeo y un sentimiento común de pertenencia. Las listas transnacionales hubieran abierto la ventana a una mayor solidaridad, a la redistribución de la riqueza y a reforzar la idea de una esfera pública europea. En general, se trataba de una propuesta para fortalecer la democracia, para hacer que nuestro trabajo fuera más responsable.

Seguiremos defendiendo esta propuesta, pues es una oportunidad para revitalizar el proyecto europeo y repensarlo, especialmente desde una perspectiva "de abajo hacia arriba", por ejemplo, permitiendo a los Estados miembros asignar escaños a las regiones que tienen poderes legislativos. Este es hoy el caso de las Islas Åland y mañana podría ser el caso de otros.".

El eurodiputado del grupo Verdes/ALE y portavoz de Catalunya en Comú, Ernest Urtasun, comenta:

" Al enterrar las listas transnacionales, el Parlamento Europeo ha dejado pasar una oportunidad de reforzar los mecanismos de representación en Europa. El déficit democrático de la UE es cada vez más grande y este era un paso positivo para empezar a corregirlo.

El Partido Popular Europeo tiene una gran responsabilidad en este fracaso: su visión intergubernamental y tecnocrática  y sus cálculos partidistas han prevalecido sobre los intereses del proyecto europeo."